Cada uno por su lado .

Mi cabeza no para de decir que esto se acaba, que no quiere más batallas, que se cansó de parar balas. A veces, la mejor victoria es la retirada, ahora callará todo lo que antes gritaba, porque ahora lo grita mi mirada.
Se acabó, cuelgo las armas y el lobo dejará de ser un salvaje para ser uno más de la manada. De nuevo más cerca del precipicio, cada vez queda más lejos el inicio, porque nadie vive sin heridas.
En medio de la calma esto es difícil de entender, pero la verdad es que ya no quiero ser esclavo de mi mente, por eso tal vez, lo mejor puede ser parecerse al resto de la gente.
Sacaré las fuerzas de donde sea para caer de pie y seguir soñando,para seguir luchando,de otra manera, la manera más común del mundo. Viviendo en esta sociedad que no valora lo imperfecto de lo ajeno, esconderé mis marcas de los pies a la cabeza para que crean que todo está bien.
Llegó el momento de despedirse del salvaje, será mejor que cada uno siga por su lado, porque entre los palos y los daños hemos cambiado. Y aunque en este cuento pierda el bueno contra el malo, si nos volvemos a encontrar le recibiré con la ilusión de un niño el día de los reyes magos.
Jamás olvidaré que me dió todo cuando estaba más perdido, pero quiero sentirme normal aunque sea por un momento. Hoy muero de miedo al saber que esto no será como antes ,me avergüenza que llegue el día que vean que no soy capaz de lidiar con esto, el momento que vean que me iba desaciendo hasta volverme como el resto.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s